Autismo España defiende el derecho a una educación de calidad, específica y centrada en la persona que garantice los ajustes razonables y apoyos personalizados necesarios

Autismo España defiende el derecho a una educación
de calidad, específica y centrada en la persona que
garantice los ajustes razonables y apoyos
personalizados necesarios

• Así fue acordado por unanimidad por sus entidades miembro en la pasada Asamblea
General de 30 de mayo de 2020, con base a la Convención de Derechos de Personas
con Discapacidad, y al resto de regulaciones normativas internacionales y nacionales
al respecto.
• De esta manera, Autismo España y su red de entidades miembro reivindican la
necesidad de no limitar las opciones educativas, y la coexistencia de la escolarización
especializada y ordinaria con intervención y apoyos suficientes de calidad para el
alumnado con TEA.
• Igualmente, reivindican que debe primar la libre elección de la modalidad de
escolarización por parte de los padres o los representantes legales, o del propio
alumno/a si éste es mayor de edad.

Madrid, 24 de junio de 2020. “Educación de calidad, específica y centrada en cada persona
que garantice ajustes razonables y apoyos personalizados a cada estudiante con trastorno
del espectro del autismo (TEA)”. Es la principal reivindicación en materia educativa de
Autismo España junto a las más de 140 entidades a las que agrupa y representa, tal y como
recoge el documento de posicionamiento aprobado por unanimidad en la última Asamblea
General de la Confederación.

Dicho texto ha sido elaborado en respuesta al proyecto de Ley Orgánica por la que se
modifica la Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de Educación, que sigue su trámite
parlamentario en el Congreso de los Diputados y que podría entrar en vigor el próximo año.
Por eso, desde Autismo España solicitamos que el Gobierno no deje fuera de esta Ley las
necesidades del alumnado con autismo, que tiene derecho a recibir una educación de calidad,
específica y centrada en la persona, que favorezca el desarrollo integral de todo su potencial
humano, independientemente de sus necesidades de apoyo. Dicha educación debe producirse en igualdad de oportunidades y bajo los principios de equidad y atención a la
diversidad, desde una perspectiva centrada en la persona y garantizando los ajustes
razonables y los apoyos personalizados necesarios para cada estudiante, en entornos
adecuados.
La importancia de la educación de calidad, especifica y centrada en la persona
para el alumnado con TEA
Autismo España y sus entidades miembro, como representantes legítimos y
democráticamente de las más de 450.000 personas con TEA de nuestro país, trabajan para
garantizar el ejercicio efectivo de los derechos del colectivo. En materia educativa, la garantía
de una educación de calidad para el alumnado con TEA pasa por una necesaria
transformación y mejora del sistema educativo, que contemple sus necesidades específicas.
Por tanto, Autismo España y sus entidades miembro, defienden el derecho a una educación
de calidad, específica y centrada en la persona, que favorezca el desarrollo integral del
potencial humano de todo el alumnado independientemente de sus necesidades de apoyo,
en igualdad de oportunidades y bajo principios de equidad y atención a la diversidad,
garantizando los ajustes razonables y los apoyos personalizados necesarios para cada
estudiante, en entornos adecuados.
Es por ello que manifestamos la necesidad de no limitar las opciones educativas y la
coexistencia de la escolarización especializada y ordinaria, con intervención y apoyos
suficientes de calidad para el alumnado con TEA. En ningún caso deberían reducirse o
eliminarse las estructuras educativas especializadas, ya la mejora de la atención educativa a
las personas con TEA se verá limitada en la medida en que se restrinjan las opciones
existentes, con un importante perjuicio para el colectivo, especialmente para aquel con
necesidades de apoyo más intenso.
Así mismo Autismo España y sus entidades miembro, consideran que debe primar la libre
elección de la modalidad de escolarización por parte de los padres o los representantes
legales, o al propio alumno/a si éste es mayor de edad, teniendo a su disposición una
orientación profesional especializada que facilite la información necesaria para hacerlo de
forma consciente, responsable y velando siempre por el interés superior del menor.
El alumnado con TEA en cifras
Tomando como base las cifras de prevalencia del TEA, que indican que el trastorno se
presenta en uno de cada cien nacimientos, se estima que en nuestro país nacen cada año
4.200 niños y niñas con autismo. Estos datos permiten afirmar que el autismo es el trastorno infantil más prevalente, lo que debe tenerse en cuenta para el desarrollo de acciones, políticas
y recursos.

Por lo que respecta al ámbito educativo, cifras oficiales señalan que, en el curso 2018/19, las
cifras de alumnado de educación no universitaria con Trastorno Generalizado del Desarrollo
(categoría desactualizada en la que se enmarca el TEA dentro de las estadísticas de
educación) es de 49.426 alumnos/as, suponiendo un 23,2% del alumnado con necesidades
especiales asociadas a una discapacidad. Es importante prestar una especial atención al
aumento del alumnado con TGD en los últimos siete cursos escolares, pasando de 19.023
alumnos/as en el curso 2011/12 a 49.426 alumnos/as en el curso 2018/19, lo que supone
un incremento del 160%. De total del alumnado, el 16,51% está en la modalidad de educación
especial (8.162) y el 83,49% integrada (41.264).

Teniendo en cuenta las etapas educativas, del total de alumnado en modalidad ordinaria
(única modalidad de la que se disponen datos por etapas), se observa que existe una mayor
presencia del alumnado con TEA en las primeras etapas, siendo muy escasa en Bachillerato
y Formación Profesional y prácticamente inexistente en educación universitaria (de la que no
se disponen datos). Esto refleja un alto porcentaje de abandono y fracaso escolar del
alumnado con TEA y, por tanto, la falta de respuesta del sistema educativo.
Por otro lado, el alumnado con TEA presenta unas de las tasas más altas de abuso o acoso
escolar, situando en un 63% los niños o niñas con TEA que han sido víctimas (casi el 83% si
consideramos el TEA sin discapacidad intelectual asociada), a pesar de que el art.17 de la
Convención establece expresamente que: “Toda persona con discapacidad tiene derecho a
que se respete su integridad física y mental en igualdad de condiciones con las demás”.
Descarga Documento de Posicionamiento

El Documento de posicionamiento “Educación de calidad para las personas con trastorno del
espectro del autismo (TEA)” está disponible para su consulta y descarga aquí.

 

 

Compartir en Redes Sociales

Leave A Comment